República Dominicana se agrega a los países de Latinoamérica que retira todas las fuentes de Radio-226 y las inmoviliza

Luego del descubrimiento de la radiactividad natural por Becquerel, el Radio, primer elemento radiactivo descubierto en el 1898 por los esposos Pierre y Marie Curie, ha desempeñado un papel relevante en el área médica, pues se ha estado usando para combatir el cáncer. Por esta causa se ha iniciado a nivel mundial, un programa para sustituir en lo adelante este elemento por otro que pueda realizar la misma labor tanto en la cura del cáncer como en otras aplicaciones como las industriales, pero cuyo período de semidesintegración sea mucho más breve. Este proceso pudo realizarse contando con el apoyo del Departamento de Investigaciones de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña .

Los expertos están manipulando una fuente para realizar una espectrometría y verificar que es Radio-226 y no otro elemento radiactivo.

Comisión Nacional de Asuntos Nucleares y UNPHU realizan esta labor con los auspicios del OIEA.

Luego del descubrimiento de la radiactividad natural por Becquerel, el Radio, primer elemento radiactivo descubierto en el 1898 por los esposos Pierre y Marie Curie, ha desempeñado un papel relevante en el área médica, pues se ha estado usando para combatir el cáncer.

La radioterapia, o sea la cura del cáncer mediante el uso de las radiaciones ionizantes, radiaciones emitidas por los materiales radiactivos o por equipos para tales fines construidos como es el caso de los rayos-X, nace a inicios del 1900 y gracias justamente al descubrimiento del Radio-226 y su aplicación en medicina, la radioterapia se convierte en una de los principales armas de lucha contra esa enfermedad. Su uso  se divulgó enormemente en  braquiterapia que consiste en aplicar el material radiactivo dentro del cuerpo del enfermo, cerca de donde está localizado el cáncer a fin de hacer más eficiente la destrucción de las células enfermas, técnica que desde hace décadas se venía usando en las instituciones nacionales que se dedican a la cura de ese mal.

Todavía en nuestros días, el uso de estas radiaciones, tanto si usadas solas como asociadas con la cirugía o la quimioterapia siguen siendo indispensable en más de la mitad de los casos de cáncer.

Pero, como en toda tecnología, el uso del Radio-226 tiene, aún dándonos este servicio, determinadas desventajas entre las que se encuentran su alta toxicidad y su período de semidesintegración  extremadamente largo (1,620 años) lo cual implica un gran problema para su disposición cuando debe ser desechado*.

Por esta causa  se ha iniciado a nivel mundial, un programa para sustituir en lo adelante este elemento por otro que pueda realizar la misma labor tanto en la cura del cáncer como en  otras aplicaciones como las industriales, pero cuyo período de semidesintegración sea mucho más breve. El Cesio-137 ha resultado ser uno de estos, pues su período de semidesintegración  es de aproximadamente 30 años y la energía de la radiación que emite es útil a la curación del cáncer y en las demás aplicaciones.

Desde hace varios años, la Comisión Nacional de Asuntos Nucleares (CNAN), la autoridad competente en el país para velar por el correcto uso de las radiaciones ionizantes inició el retiro del Radio de los centros nacionales de oncología para que estas fueran sustituidas por fuentes de Cesio.  Desde que fue retirado de su uso, el Radio ha sido mantenido en cápsulas de acero dentro de contenedores de plomo que para tales fines fueron diseñados por sus técnicos. Estos contenedore han sido desde entonces mantenidos bajo custodia en el depósito que dispone el país para almacenar los desechos radiactivos.

Actualmente varios países latinoamericanos, entre los cuales cabe mencionar Brasil, Colombia Venezuela y Cuba, se han propuesto  retirar de su uso e inmovilizar todas las fuentes de Radio que poseen,  siguiendo el protocolo que para tales fines dispone el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). Esta labor se inició en el país este año con los auspicios del OIEA y en la semana que finalizó el 23 de mayo, los técnicos del OIEA, Elton Guedes,  ===== y Rogerio Mourao y los de la CNAN, concluyeron el proceso para que todas las fuentes de Radio del país quedarán inmovilizadas.

Este proceso pudo realizarse contando con el apoyo del Departamento de Investigaciones de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU).

En el país, la Comisión Nacional de Asuntos Nucleares había retirado de los diferentes centros médicos 38 tubos y 72 agujas de Radio para un total de 376mg.  Estas fueron transportadas al Departamento de Investigaciones de la UNPHU que previamente había acondicionado uno de sus locales para poder llevar a cabo esta labor que consistió en confirmar sus actividades (o sea cuánta radiación emitía cada fuente), identificarlas como Radio, catalogarlas y por último comprobar que las condiciones físicas de cada fuente fuera la adecuada o sea que no tuviera fugas.

Luego las fuentes fueron introducidas en nuevas cápsulas de acero preparadas para ser selladas mediante soldadura y a su vez estas fueron sometidas a prueba de hermeticidad.

El programa que se lleva a cabo con el OIEA y que persigue poder retirar todas las fuentes de Radio, contempla que dentro de unos 50 años sea posible disponer de un Repositorio regional, ubicado en uno de nuestros  países, muy probablemente Argentina o brasil, donde todas las fuentes de Radio que se están retirando e inmovilizando sean llevadas y allí depositadas.

* El período de semidesintegración  es el tiempo que tarda un elemento radiactivo en reducirse a la mitad. Para que pueda servir de aclaración lo crítico que puede llegar a ser esto, el Radio que hemos inmovilizado en el país (370miligramos) tardará más de trece mil años en reducirse a un solo miligramo, mientras que si el elemento radiactivo hubiera sido Cesio-137, serían suficientes 240 años para reducirse a esa cantidad (lo cual tampoco es poco tiempo).

Momentos en los que el contenedor de plomo con las cápsulas de acero que contienen las fuentes (recipiente mamey en la base) va a ser introducido en el tanque de 200 litros (55 galones) que luego será soldado en la parte superior. De ahí el tanque será guardado en el depósito de desechos en espera de ser enviado al repositorio regional.

Compartir

Entradas recientes

UNPHU realiza Cátedra Magistral Dr. Nicolás E. Pichardo

La Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), y su Facultad de Ciencias de la Salud,…

5 días hace

Proyecto AMPERE ejecuta Campaña de Validación Operacional en el sector de “Los Tres Brazos”

La Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), recibió la visita de los funcionarios de Sistemática…

1 semana hace

Presidente de la Asociación de Instituciones Educativas Privadas (AINEP) visita la UNPHU

La Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), recibió la visita de los representantes de la…

1 semana hace

La UNPHU dicta webinar “Principales endo y ectoparásitos en gatos”

La Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (UNPHU), a través de su Facultad de Ciencias Agropecuarias…

3 semanas hace